Día 6 de Noviembre, 11 horas. Comienzan a hicharse las velas, sentimos como el agua empieza a resbalar por el casco mientras el sonido de las olas amenizan la salida, esto solo acaba de empezar…

Un velero, 5 personas, las velas, el viento y el mar. Solos en medio de la inmensidad del océnao.